Grupo racial subjetivamente asignado en los servicios de salud de los Estados Unidos de América versus grupo racial y etnicidad auto reportados por los pacientes. / Subjectively-Assigned Race versus Self-Reported Race and Ethnicity in USA Healthcare

Autores/as

  • Richard Witzig Escuela de Medicina, Universidad de Tulane, Nueva Orleans,
  • MarkAlain Dery Universidad de Tulane, Nueva Orleans, Louisiana.

Resumen

Ha sido habitual en los Servicios de Saludo de los Estados Unidos de Norteamérica documentar un descriptor de la “raza” de pacientes en la medicina clínica, la epidemiología y en la recolección y análisis de datos de salud pública. Sin embargo, el grupo racial del paciente históricamente ha sido y es aún con más frecuencia asignado subjetivamente en lugar de ser autoidentificado. Incluso cuando es permitida la autoidentificación, las personas a menudo tienen que autonegar parte de su ascendencia al adhirirse a categorías raciales restrictivas. En contraste, muchos otros países omiten lo que se conoce como “raza” y probablmente utilicen otro tipo de información de antecedentes referentes a la ascendencia, como son las historias familiares y geográficas, idioma (s) y/o pertenencia a grupo(s) étnicos. Realizamos dos estudios que incluyeron a 160 pacientes para investigar la asignación subjetiva versus el grupo racial autoreportado mediante un cuestionario verbal en una clínica de Nueva Orleans. Los resultados revelaron que el grupo racial subjetivamente asignado y registrado por la administración del hospital / médico era incompleto y por lo tanto inexacto en un 59% de los pacientes. Los médicos e investigadores deben realizar consultas más precisas y respetuosas sobre la ascendencia con el fin de recabar información útil acerca de los riesgos de salud y condiciones de enfermedad individual y poblacional, mientras que también deben estar conscientes de datos raciales potencialmente erróneas previamente recabada así como las conclusiones que se infieren en la literatura de servicios de salud. Abstract Documenting a patient “race” descriptor in clinical medicine, epidemiology, and public health data recovery and analysis has been routine in the USA health care. However, patient race has historically been and is still most often subjectively-assigned rather than self-identified. Even when self-identification is allowed, persons must often self-deny parts of their ancestry by adhering to restrictive race categories. In contrast, most other countries ignore so-called race and may use other ancestral background information including family and geographical histories, language(s) and/or ethnic group(s) membership. We performed two studies involving 160 patients to investigate subjectively-assigned versus self-reported race using a verbal questionnaire in a New Orleans medical clinic. Results revealed that the subjectively-assigned race recorded by the hospital administration/physician was incomplete and therefore inaccurate. Clinicians and researchers must make more accurate and respectful ancestral inquiries in order to derive useful information about individual and population health risks and disease conditions, while also being mindful of potentially erroneous race data previously gathered and conclusions inferred in healthcare literature.

Biografía del autor/a

Richard Witzig, Escuela de Medicina, Universidad de Tulane, Nueva Orleans,

Sección de Enfermedades Infecciosas, Departamento de Medicina, Escuela de Medicina, Universidad de Tulane, Nueva Orleans, Louisiana.

MarkAlain Dery, Universidad de Tulane, Nueva Orleans, Louisiana.

Sección de Enfermedades Infecciosas, Departamento de Medicina, Escuela de Medicina, Universidad de Tulane, Nueva Orleans, Louisiana.

Descargas

Publicado

2014-01-20

Número

Sección

Investigación Original