El derecho a la identidad: implicaciones del uso de raza asignada subjetivamente en el cuidado a la salud en EUA / The right to identity: implications of using subjectively-assigned race in USA healthcare

Autores/as

  • Richard Witzig Escuela Nacional de Antropología e Historia

Resumen

Los llamados descriptores raciales han sido utilizados históricamente en EUA para asegurar el control sobre grupos y clases esclavizadas y migrantes. Este artículo examina implicaciones históricas, clínicas, estadísticas, y de derechos humanos para la “raza” subjetivamente asignada en el cuidado de la salud en EUA. Cuando la raza es comparada con otros descriptores de los pacientes como la edad y el sexo, es mucho más inferior en términos de método de adquisición, exactitud, precisión, e importancia clínica. La examinación de documentos actuales del gobierno de EUA que solicitan la raza reveló categorías inconsistentes con las directrices federales existentes, confundiéndose de este modo los datos desde el origen de su recopilación. El etiquetado subjetivo e impreciso puede poner en peligro a los pacientes que están sujetos a diagnósticos y/o tratamientos de enfermedades basadas en la raza cuando no se aclara un linaje más completo. Las categorías raciales, como colección total de grupos étnicos, están intrínsecamente abiertas a confusión estadística, y los datos sobre un linaje completo deberían ser recopilados para su análisis. Estas inexactitudes inherentes a las categorías raciales pueden resultar en el diseño sesgado de un estudio, una calidad de datos disminuida, y conclusiones posiblemente corruptas. La asignación subjetiva de la raza de una persona –“etiquetado racial” o “perfil racial”- es propiamente un asunto de derechos humanos, como en el caso del derecho a definir con exactitud la propia herencia ancestral individual o por grupo, que es un derecho fundamental respaldado por la Declaración Universal de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas. Abstract In the USA so-called race descriptors have historically been used to ensure control over enslaved and immigrant groups and classes. This paper examines historical, clinical, statistical, and human rights implications for subjectively-assigned “race” in USA healthcare. When compared to other patient descriptors such as age and sex, race is far inferior in terms of method of acquisition, accuracy, precision, and clinical importance. Examination of current USA government documents soliciting race revealed categories inconsistent with existing federal guidelines, thereby confounding data at the origin of collection. Subjective and inaccurate labeling can endanger patients who are subjected to race-based disease diagnoses and/or treatments when a more complete ancestry is not elucidated. As an aggregated collection of ethnic groups, racial categories are intrinsically open to statistical confusion, and complete ancestral data should be collected for analysis. These inaccuracies inherent in racial categories can result in study design bias, decreased data quality, and possible corrupted conclusions. The subjective assigning of a person’s race – “race-labeling” or “race–profiling” – is properly a human rights issue, as the right to accurately define one’s individual or group ancestral heritage is a fundamental right supported by the United Nations Universal Declaration of Human Rights.

Biografía del autor/a

Richard Witzig, Escuela Nacional de Antropología e Historia

Sección de Enfermedades Infecciosas, Departamento de Medicina, Escuela de Medicina de la Universidad de Tulane, New Orleans, Louisiana.

Descargas

Publicado

2014-01-20

Número

Sección

Temas y Debates